Superliga Europea: ¿Quiénes son los impulsores del torneo de futbol?

0
56
Superliga Europea: ¿Quiénes son los impulsores del torneo de futbol?



Un productor de cine español, un hijo de multimillonario chino, un representante de un fondo soberano de Abu Dabi o propietarios de franquicias del deporte norteamericano: estos son los 12 personajes que impulsan la Superliga Europea, un proyecto que amenaza con hacer saltar por los aires el actual panorama del futbol.

Florentino Pérez (Real Madrid)

Reelegido sin oposición el pasado 13 de abril para un sexto mandato en la presidencia del Real Madrid (el cuarto consecutivo), Pérez es el primer presidente de la Superliga.

Patrón del potente grupo constructor ACS, defendió el lunes por la noche su visión del nuevo proyecto: “El futbol tiene que cambiar y adaptarse (…) No es algo de ricos. Hacemos esto para salvar el futbol, que está en un momento crítico”.

Joan Laporta (FC Barcelona)






Barcelona FC. AFP / J. Lago

De nuevo al frente del club azulgrana, Laporta, abogado de formación, fue el arquitecto (entre 2003 y 2010) del Barcelona que, con Lionel Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta entre otros, dominó el futbol europeo.

Florentino Pérez admitió que no tuvo ningún problema en convencer a Laporta para unirse al proyecto de Superliga.

Enrique Cerezo (Atlético Madrid)

Este productor de cine español preside el club rojiblanco desde 2003 y controla el 15% de su capital, siendo el accionista mayoritario Miguel Ángel Gil Marín, hijo de Jesús Gil, predecesor de Cerezo en la presidencia del Atlético.

En abril de 2016, Cerezo aseguró en una entrevista al diario inglés Daily Mail que no era favorable a una Superliga europea: “Se perdería el sentimiento que une cada país a su futbol, a sus jugadores y a sus propios campeonatos”.

Andrea Agnelli (Juventus de Turín)

Hasta el pasado domingo, se le consideraba un defensor de la reforma de la actual Champions League, incluso a ojos del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, al que le unía una gran amistad. Sin embargo, la Juventus es uno de los 12 clubes fundadores de la Superliga y su presidente (45 años) ha sido nombrado vicepresidente de la nueva estructura privada.

Un golpe de teatro que sorprendió a Ceferin y que ha dañado la imagen del dirigente italiano, que revolucionó la Juventus desde su llegada en 2010.

Steven Zhang (Inter de Milán)

El joven presidente del Inter (29 años) es el hijo del multimillonario chino Zhang Jindong, patrón del grupo Suning, que posee la mayoría del capital de la entidad lombarda desde 2016. El conglomerado industrial vive momentos de serias dificultades financieras, lo que ha llevado incluso a llevar a la desaparición al Jiangsu FC, último campeón de la liga china.

Desde comienzos de este años busca inversores que puedan equilibrar las cuentas del Inter y la promesa de un aumento importante de los ingresos procedentes de la Superliga ha sido un argumento de peso para convencerle de unirse al proyecto.

Ivan Gazidis (AC Milan)

El sudafricano Ivan Gazidis (56 años) dirige el Milan desde que el club pasó en 2018 a manos del fondo estadounidense Elliott.

Alto dirigente del campeonato estadounidense de futbol (MLS) durante 14 años y hasta dar el salto al Arsenal (2008-2018), podría haber jugado un papel clave en la creación de la Superliga, escribió el domingo el diario La Repubblica.

Bajo su dirección, el AC Milan ha reencontrado una cierta estabilidad financiera y deportiva, en un momento en el que el segundo club con más Copas de Europa no participa en la Champions League desde hace siete temporadas (2013-2014) y, por lo tanto, no recibe los ingresos que proporciona este lucrativo torneo.

Joel Glazer (Manchester United)

Vicepresidente de la Superliga, la estructura que quiere crear la nueva competición europea con un formato casi cerrado, el copropietario del Manchester United ha sido uno de los mayores impulsores del movimiento de disidencia de los 12 clubes.

Su compra del histórico club en 2003 con una deuda que aún pesa en las arcas de la entidad ya dio mucho que hablar, y en todos estos años los intereses que el propio club ha tenido que pagar por la deuda ascienden a 900 millones de euros (unos mil 084 millones de dólares).

Ferran Soriano (Manchester City)

Con Txiki Begiristain, director deportivo, y Pep Guardiola, entrenador, Soriano es el tercer miembro con pasado en el Barcelona fichado por los propietarios emiratíes del Manchester City.

El proyecto de Superliga corresponde a la política de marca agresiva de los ”Citizens”, que son propietarios también de una decena de franquicias por todo el mundo.

Roman Abramovich (Chelsea)

Al adquirir el Chelsea en 2003, este empresario y oligarca ruso-israelí fue casi el precursor de la oleada de compras de clubes ingleses por parte de inversores extranjeros. El balance deportivo es exitoso, ya que desde su llegada a Stamford Bridge ningún otro club inglés ha ganado más títulos que los ”Blues”, entre ellos una Champions League y cinco Premier Leagues.

Los 250 millones de euros (unos 300 millones de dólares) gastados en el último ”mercato” estival, en plena pandemia, demuestran que la caja fuerte del club no está vacía, contrariamente a las de otros fundadores de la Superliga.

Stan Kroenke (Arsenal)

Accionista mayoritario del Arsenal desde hace una década y único desde 2018, Kroenke ha dirigido el club en su lento declive en los últimos años. Tras 19 participaciones consecutivas en la Champions League, los Gunners no han vuelto a competir en el mayor torneo europeo de clubes desde la temporada 2015-2016.

Los hinchas del club londinense han criticado a menudo la falta de compromiso del magnate norteamericano, que también es propietario del equipo de la NBA Denver Nugetts y de futbol americano (NFL) Los Angeles Rams, y su escasa presencia en Londres, por lo que es raro verle en el palco del Emirates Stadium.

John Henry (Liverpool):







Fenway Sports Group salvó al Liverpool de la quiebra a la que se dirigía la organización tras la desastrosa gestión de Tom Hicks y George Gillett. AFP / P. Ellis

Fenway Sports Group, la empresa de Henry, salvó al Liverpool de la quiebra a la que se dirigía la histórica entidad tras la desastrosa gestión de sus compatriotas estadounidenses Tom Hicks y George Gillett. La Champions League en 2019 y el primer título de Premier League en 30 años en 2020 había reforzado su reputación de ”rompedor de maleficios” después de haber llevado en 2004 a los Boston Red Sox a su primer título de campeón de las Grandes Ligas de beisbol norteamericano tras 86 años de espera. Pero su decisión de participar en la Superliga puede borrar de un plumazo el reconocimiento de unos aficionados muy apegados a los valores sociales del club.

Daniel Levy (Tottenham)

El simple hecho de que el Tottenham haya sido invitado a formar parte del núcleo de 12 clubes fundadores de la Superliga pone en valor todo el trabajo hecho durante 20 años por Levy a la cabeza de los Spurs, cuyo último título liguero lo consiguió hace 60 años y que no levanta un trofeo desde hace 13.

La construcción de un estadio ultramoderno que costó más de mil millones de euros se debe en gran parte a este director de gestión del grupo Eric, especializado en el deporte, el espectáculo y los medios, aunque la pandemia ha alterado su proyecto de convertir el nuevo recinto en un espacio de grandes espectáculos culturales y deportivos (boxeo, NFL).

OF

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí